Pasticceria Marchesi 1824, la excelencia más dulce de Milán

Pocos son los que, ante el escaparate de una pastelería, no se detienen a admirar sus pasteles y dulces. Sus colores, sus texturas e imaginarnos sus sabores nos hacen salivar. Después ya vendrán los remordimientos.

Si viaja a Milán no olvide pasear por Vía Santa María y detenerse en el número 11. Allí encontrará una de las pastelerías más antiguas y con más historia de la ciudad, Marchesi 1824. Perteneciente al Grupo Prada, este espacio rezuma tradición, excelencia y dulzor a partes iguales.

Marchesi-1824-pasteleria-interior-Dreams-of-Luxury

No se detenga en la puerta, atrévase a entrar y a probar algunas de sus exquisiteces. Desde el tradicional Panettone milanés hasta el Pastel Aurora, el más popular del establecimiento. Capas de bizcocho, con adición de fécula de patata y mantequilla derretida, ligeramente humedecido con un sirope de vainilla Bourbon de Madagascar alternado con la clásica natilla, todo cubierto con un velo fino de nata montada, bizcocho granulado y una generosa pizca de azúcar glas. ¡Sencillamente delicioso!

Tarta-Aurora-Pasticceria-Marchesi-Dreams-of-Luxury

No olvide probar sus bombones, sus grageas, sus peladillas y caramelos. Tómese un espresso acompañado de una tarta especial o un chocolate caliente con alguna de sus mermeladas. Y si lo prefiere, acérquese a la hora del aperitivo y deguste algunas de sus creaciones saladas junto a un vermú o un vino añejo. Simplemente, déjese tentar por alguna de sus delicias.

Recetas tradicionales que se han ido reinventando y reinterpretando a lo largo de los años con un estilo más contemporáneo, sin perder su esencia. Su éxito radica en la cuidada selección de la materia prima, su alto dominio de la repostería y la exquisita atención al detalle.

Marchesi-1824-Dreams-of-Luxury

Paticceria Marchesi es un espacio que transporta al pasado, ya que ha mantenido su encanto al conservar su mobiliario original de principios del siglo XX, sus artesanados, los espejos antiguos y las lámparas art-déco. Su meticulosa atención a los clientes y el cuidado por los detalles en la decoración de la repostería, en la presentación de los platos o en sus escaparates, la convierten en un destino obligado por milaneses y turistas. Es difícil no entrar, al acercarse a una de sus exquisitas vitrinas.

Su historia se remonta al 1824, cuando la familia Marchesi abrió su pastelería en el mismo lugar en el que se encuentra actualmente. Su propietario, Angelo Marchesi, empezó a servir cafés, bebidas y cócteles a la hora del aperitivo, además de bollería, tartas, bizcochos y dulces recién horneados, que poco a poco se fueron ganando a los milaneses. Hoy, casi 200 años después, sigue siendo el destino favorito de la clientela más elegante y cosmopolita de la ciudad.

Pasticceria-Marchesi-milan-Dreams-of-Luxury

Su fama es tal que Pasticceria Marchesi amplió sus horizontes y ahora también puede saborear su magia en la Galleria Vittorio Emanuele II y en Via Napoleone 9, también en Milán, y en el exclusivo barrio de Mayfair en Londres. Todas ellas con el espíritu histórico y con el mismo encanto atemporal que el establecimiento original.

© Imágenes Marchesi 1824

MARTA PARAREDA

"Periodista, especializada en Comunicación de Moda. Tras pasar por varios medios de comunicación desembarqué en el sector del lujo y rápidamente me cautivó. Mi mayor logro sería que los lectores disfrutaran tanto leyendo como yo lo hago escribiendo"

Compárteme...

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad