El producto más exclusivo de Lamborghini no es un coche, sino miel

No es nada nuevo que las marcas de lujo diversifiquen su mercado más allá de sus productos más emblemáticos. Ni son nuevas las colaboraciones entre marcas en pos de nuevos clientes. En el caso de las marcas de coches de lujo son habitual sus colaboraciones con firmas de moda e incluso algunas de ellas tienen sus propias colecciones. Sin embargo, de vez en cuando nos sorprenden con algo que poco o nada tienen que ver con su sector.

Es el caso de la relación entre firmas de coches de lujo y la miel. A priori, uno podría pensar que no existe nada que los relacione, pero nada más lejos de la realidad. Firmas como Porsche, Bentley, Rolls Royce o Lamborghini cuentan entre sus productos con miel. La explicación es sencilla y tiene mucho que ver por la apuesta por la sostenibilidad y el cuidado por el planeta.

Colmenas-Lamborghini-Dreams-of-Luxury

Para compensar la cantidad de emisiones de CO2 de sus autos poco ecológicos, estas firmas de súpercoches han decidido apostar por las abejas. La ubicación de colmenas en sus instalaciones permite monitonizar el ambiente y poner medidas que ayuden a salvaguardar el ecosistema en el que se encuentran en el caso que sea necesario. A través de cámaras y de instrumentación que mide la temperatura, la humedad, la velocidad del viento e incluso el peso de las colmenas, se puede saber si las abejas trabajan normalmente. Si recolectan suficiente polen y néctar, si la familia está creciendo como es debido o si hay algún elemento externo que afecta a su desarrollo.

El programa de biomonitoreo de Lamborghini, por ejemplo, permite que la marca sea un aliado activo para el ecosistema y la comunidad local. Un proyecto sostenible que la firma de coches ha estado implementando desde que la sede de la marca se volvió neutral en carbono en 2015.

Lamborchini-miel-Dreams-of-Luxury

En su caso, el Parque Lamborghini, situado en Sant‘Agata Bolognese, alberga 13 colmenas, con un total de unas 600.000 abejas, que producen unos 430 kilos de miel al año. Un producto de la firma italiana, que ha resultado ser mucho más exclusivo que sus lujosos coches. La razón es que hacerse con un bote de miel Lamborghini solo está al alcance de los empleados de la firma. Un presente que reciben cada Navidad y del que solo pueden disfrutar ellos y sus familiares.

No es el caso de otras firmas automovilísticas que también cuenta con colmenas de abejas por razones similares. Porsche, por ejemplo, comercializa su miel con el nombre Turbienchen y puede encontrarla en la tienda de su fábrica de Leipzing. Mientras que puede probar la miel de Rolls Royce si es  invitado a alguno de sus eventos exclusivos, o se la pueden vender, si es uno de sus clientes vip.

Lamborghini-miel-exclsuiva-Dreams-of-Luxury

Sea como sea, lo cierto es que estas estrategias de sostenibilidad, de lavado de imagen, han dado como resultado unos productos exclusivos que, además son nutritivos, saludables y riquísimos. No compensarán, ni de lejos, las emisiones de sus vehículos, pero al menos endulzarán a sus exclusivos clientes y empleados.

© Imágenes Lamborghini

DREAMS OF LUXURY

Compárteme...

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad