El lujo de La Samaritaine vuelve con fuerza al shopping de París

París es la ciudad que más asociada está a la moda, al lujo, a las compras… Quizás es porque en Francia fue donde se inauguraron los primeros grandes almacenes. Esos lugares donde las señoras podían pasear bajo techo y pasar la tarde, al tiempo que se dedicaban a una de sus aficiones preferidas: las compras. Por ello no es de extrañar que en  ella se encuentren algunas de las tiendas con más solera del panorama comercial. Algunas grabadas en nuestra retina y asociadas por méritos propios a la ciudad. Otras, olvidadas a pesar de su historia, por su cierre temporal alargado durante demasiado tiempo por una restauración que no acababa de finalizar.

Este último caso es el de los grandes almacenes La Samaritaine. Un establecimiento con una exitosa historia tras de sí, símbolo del lujo en París durante dos siglos y que se vio abocado al cierre en 2005 por motivos de seguridad. Dieciséis años después, y tras una larga remodelación, hace un mes volvió a abrir sus puertas.

Samaritaine-luxury-shop-Dreams-of-Luxury

La nueva La Samaritaine vuelve a rezumar lujo por los cuatro costados. No en vano es propiedad de uno de los mayores grupos de lujo: LVMH. Mantiene su grandilocuencia, su magnífica arquitectura, sus detalles art-decó y art-noveau, y lo más importante, su personalidad intacta.

Inaugurados a finales del siglo XIX por Ernest Cognacq a los pies del Pont-Neuf, pronto se convirtieron en un referente de la ciudad, en el símbolo de progreso del país y en el centro de compras de los parisinos, que acudía a La Samaritaine porque sabían que allí encontrarían lo que buscaban. Su estilo era muy innovador y atrevido. Vendía las últimas tendencias en moda, decoración, artículos de viaje, flores, plantas, libros, instrumentos musicales… y poco a poco fue incorporando mostradores de pastelería y confitería, una bodega de renombre y hasta un departamento especializado en las “regiones de Francia” que permitía a sus clientes degustar los mejores productos del país sin moverse de París.

samaritaine-paris-dreams-of-Luxury

LVMH quiere mantener ese espíritu innovador y creativo con la nueva La Samaritaine. Un híbrido entre gran almacén y concept store, donde se dan cita todas las grandes marcas de lujo, con especial interés por atraer al público más joven. De ahí que se hayan creado espacios como la Boutique de Loulou, donde se puede encontrar lo último en moda, tecnología, diseño o papelería con un toque más desenfadado.

Entrar en La Samaritaine es entrar en un espacio para pasar el rato. No solo para comprar. Cuenta con un estudio de belleza,  el Spa Cinq Mondes, varios restaurantes y bares, y el llamado L’Appartement. Un espacio exclusivo, tan elegante y acogedor como un apartamento parisino, donde se invita a los clientes a sesiones de ventas privadas, donde pueden ser asesorados por estilistas privados o donde las marcas pueden presentar sus colecciones.

la-samaritaine-interior-Dreams-of-Luxury

Si está por París no deje de visitar la nueva La Samaritaine. Son 20.000 metros cuadrados, repartidos en dos edificios, que han sido restaurados con toda minuciosidad por el estudio de arquitectura japonés Sanaa. Respetando su icónico techo de cristal y estructura Eiffel, su impresionante escalera que distribuye los seis pisos del edificio y el magnífico  fresco de pavos reales de 425 metros cuadrados, emblema de La Samaritaine. Vale la pena verlo. Comprar o no, ya es cosa suya.

©Imágenes Samaritaine

MARTA PARAREDA

"Periodista, especializada en Comunicación de Moda. Tras pasar por varios medios de comunicación desembarqué en el sector del lujo y rápidamente me cautivó. Mi mayor logro sería que los lectores disfrutaran tanto leyendo como yo lo hago escribiendo"

Compárteme...

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad