Brexit & Luxury

El lujo no ha sido uno de los sectores tocados de muerte por la pandemia. Ha sufrido, y sigue sufriendo, como todos por la crisis económica ligada al coronavirus, pero está pudiendo capear el temporal, en mayor o menor medida. Ya se sabe que las crisis económicas no afectan tanto a este sector porque, aunque baje un poco su nivel, los ricos siguen siendo ricos y ellos, al fin y al cabo, son los clientes potenciales de este sector.

Pero, ¿ qué ocurre en Gran Bretaña donde a la crisis por Covid-19 se le ha unido el Brexit? ¿Cómo afecta al sector del lujo?

Cuando el 23 de junio de 2016, el 51,9% de los británicos votaron a favor de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, las predicciones para los artículos de lujo británicos fueron devastadoras. Sin embargo, a día de hoy, parece que no será tan malo como parecía en un principio, aunque hay que tener en cuenta muchos factores.

Brexit-Luxury-Dreams-of-Luxury

Por un lado, la caída del valor de la libra esterlina tras el referéndum favorecería al sector. Para los turistas extranjeros llegados a Gran Bretaña, una libra esterlina baja significa que los productos que compran les cuestan menos que en su casa. Y ello, ayudaría a que los compradores de lujo, procedente en su mayoría de Asia, se acercaran al país en busca de productos más económicos.

Por el contrario, el fin de la devolución del IVA para los extranjeros puede ensombrecer las ganas de compra. Si la misma marca de lujo se puede comprar en París o Milán y obtener el reembolso del 20% de IVA, ¿por qué tendría que hacerlas en Londres?

Otros factores a tener en cuenta son los acuerdos llegados, in extremis a finales de año, entre el gobierno de Reino Unido y la Unión Europea.  En ellos se incluía el comercio de artículos de lujo sin aranceles y cuotas cero entre ambos. Mientras que, por otro lado, Gran Bretaña está en conversaciones con Estados Unidos sobre un Tratado de Libre Comercio que podría reducir el impuesto del 25% sobre los trajes británicos de lana y cachemira de Saville Row.

Selfridges-Shopping-Dreams-of-Luxury

Según el último estudio del organismo de lujo británico Walpole, la facturación del sector del lujo británico crecerá alrededor de un 35% en los próximos años. Pasando de los 54 mil millones de euros en 2019 a los previstos 73 mil millones en 2024. Eso sí, si la pandemia no desestabiliza el sector.

Porque más allá de la economía, la pandemia está cambiando el significado del lujo. Tener un producto de lujo está dejando de ser un símbolo de status, para pasar a ser un símbolo de autenticidad y durabilidad. Parte de la culpa de este cambio son los Millennials y la Generación Z, los nuevos clientes del lujo.  Sus valores son diferentes, mientras que sus expectativas y sus comportamientos distan mucho de los antiguos consumidores.  Y eso es otro factor a tener en cuenta en el nuevo paradigma del lujo en Reino Unido.

Solo el tiempo dirá si el Brexit es una nueva oportunidad para la industria del lujo o si nada cambia. Lo que sí que es cierto es que el Brexit ha reafirmado la identidad británica y firmas como Burberry, Mulberry, Aston Martin o Bentley  pueden salir reforzadas de ello. Al fin y al cabo, qué mejor lugar para comprar una gabardina de Burberry que New Bond Street.

MARTA PARAREDA

"Periodista, especializada en Comunicación de Moda. Tras pasar por varios medios de comunicación desembarqué en el sector del lujo y rápidamente me cautivó. Mi mayor logro sería que los lectores disfrutaran tanto leyendo como yo lo hago escribiendo"

Compárteme...

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad