Avenue Montaigne, el lujo más chic y nostálgico de París

En toda gran urbe hay una calle donde realizar las compras más lujosas y glamurosas. Un punto de encuentro de las grandes marcas donde los amantes de sus exclusivas creaciones se dan cita, siempre que pueden, para hacer una de sus aficiones preferidas, comprar. Las hay largas y anchas. Otras son estrechas y cortas. Incluso hay ciudades que tienen más de un foco de atención donde fijan su vista los fashionistas más exclusivos.

Tal es el caso de París. La Rue du Fauburg Saint Honoré, la Plaza Vendôme e incluso Les Champs-Élysées están repletos de tiendas de lujo. Sin embargo, si hay una calle en la Ciudad del Amor donde el lujo se saboree de forma diferente, donde las compras son realizadas con calma y donde el pasado sofisticado de la Alta Costura y sus antiguos talleres sobrevuela el ambiente, esa es la Avenue Montaigne.

Avenue-Montaigne-Dreams-of-Luxury

Poco más de seiscientos metros entre Les Champs-Élysées y el Puente del Alma, con la Torre Eiffel como telón de fondo, en la que las principales marcas de alta costura han elegido su hogar. Chanel, Dior, Louis Vuitton, Chloé, Céline, Saint Laurent, Prada, Gucci… todas están allí.

Tour-Eiffel-desde-Avenue-Montaigne

Locales exclusivos que, en muchas ocasiones, son los establecimientos emblema de la firma. Con decoración exquisita, servicio inmejorable y atención personalizada. Son tiendas discretas, sobrias, sin grandes letreros que llamen la atención. Porque si eres un fan de las marcas de lujo, ya sabes que están ahí. Su público no es turístico, sino adictos a la moda que buscan las últimas tendencias en los lugares donde nació y se creó la moda.

Y es que en la historia de la Avenue Montaigne, la moda ha jugado un papel fundamental desde que en 1947 Chrisitian Dior abrió su casa de costura en el número 30. Era el lugar perfecto, cerca del Hotel Plaza Athénée. Allí su adinerada y elegante clientela podía alojarse, dado que la elaboración de sus prendas de Alta Costura requerían de tiempo y varias pruebas para resultar únicas.

Dior-tienda-Avenue-Montaigne-Dreams-of-Luxury

A Mousier Dior le siguieron otros grandes creadores y, poco a poco, la Avenue Montaigne se convirtió en el centro neurálgico de la moda de París. Allí estaban sus talleres que, con el paso del tiempo se convirtieron en tiendas de lujo y, posteriormente, en las flagships de las marcas. Entrar en ellas es entrar en el último bastión del lujo de antaño. Un lujo calmado, sin prisas, sin aglomeraciones… un lugar que recuerda cómo debía ser la moda, y la Alta Costura en particular, que cautivó a grandes diseñadores como Coco Chanel, Chrisitian Dior o Yves Saint Laurent.

Avenue-Montaigne-Chanel-Dreams-of-Luxury

La Avenue Montaigne toma su nombre del filósofo y escritor renacentista francés Michele de Montaigne. Mucho antes se llamó Allée des Veuves (Callejón de las Viudas), ya que era el lugar en el que se reunían las mujeres de luto para socializar en el siglo XVIII. Es curioso ver como, por mucho que han pasado los años, sigue siendo un lugar de socialización. Un lugar para pasear, comprar, dejarse ver y ser visto…Un lugar donde el lujo no sólo está en las tiendas, sino en otros establecimientos que beben de él, como el lujoso Hotel Plaza Athénée y su restaurante capitaneado por Alain Ducasse, la prestigiosa casa de subastas Christie’s o el Theatre des Champs-Élysées donde Joséphine Baker actuó por primera vez en París….Sin duda, una calle de moda.

© Imágenes Dior; Dreams of Luxury

MARTA PARAREDA

"Periodista, especializada en Comunicación de Moda. Tras pasar por varios medios de comunicación desembarqué en el sector del lujo y rápidamente me cautivó. Mi mayor logro sería que los lectores disfrutaran tanto leyendo como yo lo hago escribiendo"

Compárteme...

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad