Abanícate con estilo con un Olivier Bernoux

Hubo un tiempo en el que un abanico era mucho más que un complemento o un buen aliado ante el calor. Era una forma de comunicación de las damas ante la imposibilidad de acercarse a la otra persona para conversar. De esta forma, si se abanicaban rápidamente querían decir “te amo con intensidad”, mientras que si se sujetaba abierto con las dos manos significaba “es mejor que me olvides”. Por suerte o por desgracia, la campiología, como se llama la terminología que estudia el lenguaje de los abanicos, está en desuso. Y, por mucho que uno intente comunicarse con él, es difícil que nadie lo entienda.

Sin embargo, el abanico como complemento nunca ha dejado de existir. Ha habido épocas que ha sido más tendencias que otras, pero su uso ha sido continuado. Quizás por ello, Olivier Bernoux decidió un buen día dedicarse a fabricar abanicos de forma artesanal, convirtiendo cada una de sus creaciones en un accesorio de lujo que todo el mundo quiere poseer.

Abanico-Olivier-Bernaux-Dreams-of-Luxury

Su éxito radica en la unión de materiales nobles y antagónicos con los que crea abanicos frescos, sorprendentes y provocativos. Que, sin embargo no pierden la elegancia.

Utiliza madera de ébano, mongoy natural, empalizada, olivo o madera lacada con palos extremadamente largos para realzar la belleza de este accesorio y hacerlo más resistente. A ello, le añade hojas largas y transparentes de sedas italianas, velos de algodón español, popelín inglés o guipur francés que bordan y manipulan expertos artesanos. El toque final lo ponen la marquetería con cueros exóticos, las plumas, los cristales, las piedras preciosas y los adornos en plata y oro que añade a cada uno de sus abanicos.

Nacido en un pueblecito de la Costa Azul, Olivier Bernoux trabajó para varias firmas de lujo antes de embarcarse en su propia aventura. Ello le sirvió para conocer este sector y descubrir las exigencias del cliente de lujo. Por eso se rodeó de excelentes artesanos. Todos ellos dominan la joyería, la escultura, los plisados, y la utilización del cuero, las plumas o los bordados que requieren sus piezas.

Abanico-Olivier-Bernaux-Dreams-of-Luxury

Todas sus colecciones son creativas, arriesgadas e inesperadas, porque las mujeres del mundo buscan algo diferente. Decenas de modelos con dibujos o palabras que solo son visibles cuando se despliega el abanico. Con pintura que cambia de color. O largos flecos o grandes plumas. Con largas cadenas metálicas para llevar el abanico en forma de cruz cuando no se utiliza…. Que los convierten en auténticas joyas que todos quieren tener, famosos o anónimos.

Entre las caras conocidas poseedoras de una creación de Olivier Bernoux destaca Rossy de Palma, con quien ha colaborado en varias ocasiones, Rosalía, Irina Shayk o el diseñador Jean Paul Gaultier, que los ha utilizado en alguna de sus campañas y desfiles.

Olivier-Bernaux-Rossy-Palma-Dreams-of-Luxury

Con una creación de Olivier Bernux alejará el calor de igual forma que con otro abanico, pero no negará que su look adquirirá un plus de elegancia. Y, seamos sinceros, si la comunicación no verbal con este accesorio siguiera vigente, seguro acapararía todas las miradas de sus posibles interlocutores.

© Imágenes Olivier Bernoux

MARTA PARAREDA

"Periodista, especializada en Comunicación de Moda. Tras pasar por varios medios de comunicación desembarqué en el sector del lujo y rápidamente me cautivó. Mi mayor logro sería que los lectores disfrutaran tanto leyendo como yo lo hago escribiendo"

Compárteme...

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad